EL CAIMÁN DE SANARE

          

El caimán de Sanare

Jose Humberto Castillo “El Caimán de Sanare” (nació un 3 de Enero de 1.937) en las Rasitas, Caserío Palo Verde, Municipio Andrés Eloy Blanco del Estado Lara. Hombre de muchos oficios, Humberto se desempeñaba como vendedor ambulante, jornalero, trabajador de faenas agrícolas y pecuarias.

 
        Como educador itinerante llevaba sus enseñanzas a escuelas, liceos Universidades, pueblos, caseríos y ciudades del país. Maestro excepcional del cuento oral y la educación no formal, conocedor y difusor de la cultura campesina, mitos, leyendas y medicina popular, en síntesis y filósofo popular de fecunda y rectilínea historia, uno de los tantos que existían y enaltecían el patrimonio cultural moral y espiritual de nuestro contexto local, regional y Nacional.

          Ha recibido innumerables condecoraciones y reconocimientos”En medio de tanta fantasía verde, contagiada de frío mañanero se dice que existía en las montañas de Sanare un Caimán; pero éste no es un Caimán cualquiera, es un singular personaje que deja ver entre su risa una leyenda que transforma la cultura popular en un sinfín de cuentos que despiertan la curiosidad.

        Desde muy pequeño comenzó nuestro querido José Humberto Castillo, mejor conocido como el Caimán, a contar sus cuentos, en el caserío de Palo Verde, cuando tenía 7 años de edad. En su inocencia de niño todas sus “mentiras” se convirtieron en grandes cuentos como el mismo Caimán lo expresara, en sus inicios el contaba mentiras y como todos le creían hizo de ellas la gran fantasía de hoy.

         Su madre Doña María Elena, aunque él la llama Harina, siempre le creyó, su padre Don Juan Goyo (llamado por él Maíz Tostao), un poco incrédulo a sus mentiras al final se convenció. Innumerables son los cuentos que prevalecen en el tiempo y cuyo mensaje siempre es el mismo: cuidar la naturaleza.

EL CAIMÁN DE SANARE

       Pero el 27 de septiembre , El Caimán de Sanare se fue a fabular en el cielo, Entre nubes coloraás y el cosmos.

        Las flores de Sanare emanan su olor… Todas se confabularon para rendirle un homenaje a quien por muchos años las piropeó y protegió con su palabra.

         José Humberto Castillo, mejor conocido por todos como el Caimán de Sanare, nos dijo adiós.

         En el jardín de Lara se siente la tristeza, por no escuchar como antes, al hombre de las palabras bonitas, de los cuentos encontrados, de las anécdotas insólitas, los chistes sin malicia, las mentiritas sin malicia y las canciones improvisadas.

         Información recolectada en el pueblo de sanare, en colaboración del diario el impulso, de la revista voces, susurros , rumor y gritos . Con la claridad, redacción y concisión de Fabianny Fuenmayor .

 crónica

 

 

 

  

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Comunicación Interactiva UFT
    Nov 30, 2010 @ 21:12:38

    Responder

  2. Comunicación Interactiva UFT
    Nov 30, 2010 @ 21:17:36

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: